Mitos sobre adelgazamiento

Mitos sobre adelgazamiento

1.Los alimentos integrales adelgazan

Las harinas y cereales integrales cuentan con prácticamente las mismas calorías. Sí se podrá decir que son más sanos por su alto contenido en minerales y fibras, y que ayudan a eliminar toxinas con más facilidad; pero la realidad es que no adelgazan.

2. La fruta tras la comida engorda

Una pieza de fruta aporta las mismas calorías se tome antes o después de las comidas. Si se toma antes produce saciedad por su aporte fibra, evitando una ingesta excesiva posterior. El orden en que se ingieren los alimentos no importa si la cantidad de calorías es la misma.

3. Para adelgazar hay que eliminar totalmente los carbohidratos de la dieta.  La realidad es que necesitamos los hidratos de carbono para obtener energía, y que hay maneras de consumirlos para que no se conviertan en grasa. Para empezar, si los tomamos hasta las 3 de la tarde porque tendremos tiempo de 'gastarlos'. 

4. No pasa nada por saltarse comidas. Sí: que no adelgazas más rápidamente en contra de lo que puedas pensar. No solo favoreces el picoteo más calórico ('hoy no tengo tiempo de comer así que cogeré una bolsa de Doritos de la máquina', ¿te suena?) sino que no te estás 'ahorrando' las calorías que no consumes. De hecho, se incrementa la sensación de hambre por lo que en la siguiente comida comerás más y con ansiedad. Una vez más: 5 comidas ligeras al día.

5. El plátano y la uva engordan

Estas frutas aportan más energía por 100 gramos que otras como la manzana, la naranja, etc., por lo que tomando menos cantidad de las primeras, que son más energéticas, el aporte de calorías es similar al de una manzana o una naranja medianas.

6. Mi metabolismo es bajo y por ello engordo

El metabolismo basal de una persona, es decir, las calorías que necesita para mantener las funciones vitales, se calcula teniendo en cuenta diversos aspectos como la edad, el peso y la talla, por lo tanto cuanto mayor sea su peso, más alto será su metabolismo. Hay que tener en cuenta que la masa muscular es la metabólicamente más activa, la que quema más calorías, por lo que se recomienda hacer ejercicio para aumentar la cantidad de músculo y de esta forma quemar más calorías.

7. No debemos comer por la noche porque engorda.

El hecho de comer por la noche no necesariamente significa que vas a subir de peso. Hay también muchas otras variables involucradas. El principal factor que provoca una ganancia o pérdida de grasa no es cuándo comes, sino cuánto.

8. Se puede adelgazar una parte concreta del cuerpo.

La pérdida localizada de grasa no existe. Un error muy común es salir a correr con una bolsa de plástico sobre el abdomen para sudar más y perder la barriga. El organismo, de forma inteligente, es el que decide de dónde reduce las células adiposas; no lo decides tú. Así que haz ejercicios donde se mueva todo el cuerpo.

9. LAS PROTEÍNAS ADELGAZAN: NO EXACTAMENTE

Lo que sí hacen es calmar tu apetito y hacer que aguantes más tiempo sin comer. La presencia de proteínas, agua y fibra en los alimentos es lo que provoca una mayor sensación de saciedad. "Se retarda el vaciado gástrico y se goza de la impresión de tener el estómago lleno durante más tiempo. Además, si se aumenta su consumo y a la vez se reduce el de carbohidratos y grasas, se favorece la combustión de la grasa retenida", cuenta el experto. Apuesta por la proteína vegetal, más rica en fibra saciante: frijoles rojos, lentejas, garbanzos, judías, soja y guisantes.

10.Combinar hidratos con proteína engorda

El aparato digestivo cuenta con enzimas capaces de digerir todos estos nutrientes juntos. A la vez, si se agrega carne a una preparación con hidratos de carbono se logra bajar el índice glucémico de la comida, lo que permite aumentar la sensación de saciedad. Y por ende, ayuda a comer menos.

Categoria: Curiosidades
Tags: Dietas,

Sobre el autor

Comentarios

Escribe un comentario

Tu email no será publicado.
Los campos obligatorios están señalados*

Puntuacion *