Cosas que engordan aunque parezca mentira

Cosas que engordan aunque parezca mentira

Cuando leas este post creerás que nos estamos quedando contigo, pero no. Hoy te hablamos de cosas que engordan, aunque parezcan de broma. ¡Así que cuidado!

  • Trabajar por la noche. Las personas estamos “programadas” para dormir cuando no hay luz y estar despiertos (y por tanto comer) cuando hay luz. Si cambiamos esto, el ciclo fisiológico se rompe y se disminuye el gasto energético diario.
  • Dormir con la televisión o alguna luz encendida. Según una investigación de la Universidad de Granada, la exposición a alguna luz artificial cuando dormimos reduce los niveles endógenos de melatonina, una hormona que se libera mientras dormimos y que posee un efecto antioxidante y antiinflamatorio. También dormir poco engorda, ya que comemos más mientras más tiempo estemos despiertos.
  • No masticar lo suficiente. Ya hablamos de ello en un post: comer rápido engorda. Es aconsejable masticar durante 30 segundos cada bocado y estar sentado a la mesa, al menos, 20 minutos.
  • Tener un hermano con sobrepeso. Sí, es más peligroso incluso que tener un padre con sobrepeso. Y es que según un profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, la posibilidad de coger peso aumenta cuando se tiene un hermano mayor, del mismo sexo y con sobrepeso.
  • Estar estresado. A diferencia de lo que se suele pensar, cuando estamos estresados liberamos cortisol a nuestro organismo, una hormona que causa la acumulación de grasa en el vientre. Por lo que estar estresado, engorda. Otra cosa es que, al estar estresados, hagamos más actividad física y eso hace que perdamos peso.
  • La música clásica. Un estudio de las Universidades de Leicester y Surrey Roehampton ha comprobado que con música clásica de fondo se consume más comida y bebida. Así que si puedes, evita los restaurantes con este tipo de música.
  • Comer en un plato del mismo color que la comida. Parece mentira, pero según un estudio de la Journal of Consumer Research, si la comida y el plato son del mismo color, la persona come más. Una explicación puede ser que cuando la comida es de diferente color, la porción parece más grande y psicológicamente nos satisfacemos más.

Seguro que más de una cosa te ha sorprendido, ¿a que sí? ¿Sabías ya alguna? ¡Comparte tu opinión con nosotros! 

Categoria: Curiosidades

Sobre el autor

Marta

La clave está en quererse a uno mismo

Comentarios

  1. Orange Themes
    Mireia 05-02-2015 09:58

    Muy interesante el artículo, me resultó de ayuda. ¡¡Buena página!!

Escribe un comentario

Tu email no será publicado.
Los campos obligatorios están señalados*

Puntuacion *