Cómo perder peso y asistir a una barbacoa

Cómo perder peso y asistir a una barbacoa

Sí, se puede. Si estás a dieta pero tienes una barbacoa este fin de semana, tranquilo, puedes ir. Si sigues estos sencillos consejos no te sentirás culpable el lunes por la mañana.

En primer lugar evita tomar las típicas chuletas de cordero o cerdo y los chorizos de cerdo. Cambia estas carnes tan rojas y llenas de grasa por otras con poca grasa y que están igual de buenas, como la carne de conejo, de pollo o de pavo. Además puedes proponer a los organizadores comprar pescado, además de carne, hoy en día son muchas las personas que lo prefieren en lugar de carne. Entre los pescados más recomendables y fáciles de servir en una barbacoa está la caballa, la sardina y el rodaballo.

A la hora de cocinar la carne es habitual que se forme una capa tostada negra por el efecto de las llamas de la barbacoa. Esta capa es muy cancerígena y peligrosa para el cuerpo humano, además de aportarnos calorías innecesarias. Una forma de evitar que se forme esta capa es precocinar la carne durante unos minutos en el horno, o incluso durante 1 minuto en el microondas antes de pasarla por la barbacoa.

Para cocinar el pescado la mejor opción es soasar, es decir, poner el pescado en la barbacoa cuando se acaba de encender y todavía no hay brasas, sólo llamas.

Otro sencillo gesto que te ayudará a no saltarte la dieta es cambiar los famosos snacks y patatas fritas por un aliño de tomate, espárragos o pimientos. Recuerda que el aliño más saludable es el hecho a base de aceite, ajo y especias. Son fáciles de hacer y puedes llevártelo en un tupper.

Sigue estos consejos y deja de sentirte culpable por asistir a esa barbacoa que tantas ganas tienes de ir.

Categoria: Consejos

Sobre el autor

Marta

La clave está en quererse a uno mismo

Comentarios

Escribe un comentario

Tu email no será publicado.
Los campos obligatorios están señalados*

Puntuacion *